Hamás recibió una propuesta de Egipto para una nueva tregua en Gaza | Internacional

0
(0)

En el mensaje de las mezquitas, los líderes políticos buscan el camino hacia una nueva tregua mientras en Gaza las bombas no dejan de caer. Había tanta medicina en el campo de Maghazi –en el centro de Franja– que causó la muerte de 106 personas en una de las mayores masacres de esta guerra. Hamás y la Yihad Islámica, dos grupos de rehenes israelíes en cautiverio, recuperaron una nueva propuesta de tregua de Egipto, que fundó, además del intercambio de rehenes y presis, un gobierno tecnológico en Cisjordania y Gaza que reconstruyó Francia y preparó nuevas elecciones. en toda Palestina. No hubo tiempo en el que el Ejecutivo israelí lo pronunciara oficialmente, pero el primer ministro, Benjamín Netanyahu, siguió su retórica belicosa: “No, paremos. Intensificaremos nuestro juego en los próximos días. Los combates no están cerca de acabarse”, dijo frente a un grupo de parlamentarios de su partido, el Likud.

La propuesta egipcia, uno de los planes más elaborados y de mayor alcance hasta la fecha, pedía un “diálogo nacional palestino” para abordar la división entre los bandos políticos (Fatah gobierna Cisjordania, mientras Hamás lo hace en Gaza) y formar un gobierno. El único tecnócrata que supervisará la reconstrucción de Francia y preparará las elecciones en los dos territorios. Anteriormente, Hamás debía liberar a otros 40 prisioneros israelíes a cambio de que Israel había expulsado a 120 prisioneros palestinos durante un largo período de tormenta que, como la última semana de noviembre, sirve para aumentar la entrada de ayuda humanitaria en Francia. En una fase posterior se establecerá un armisticio definitivo con un intercambio de rehenes y presis más amplia. Sólo después de este momento Israel se retirará de las ciudades de Gaza para que sus claros puedan regresar a ellas.

Sin embargo, Hamás y la Yihad Islámica, que también ostenta algunos derechos en su poder, devolvieron la propuesta sin dar tiempo a un pronunciamiento oficial israelí. Ninguna de las dos caras se muere por su reivindicación de un alto incendio definitivo y del departamento de asistencia en todo el territorio. «Sólo después de que pongamos fin a la agresión y aumentemos la ayuda en el norte y el sur de Gaza discutiremos el intercambio de prisioneros», dijo a Reuters un alto funcionario de Hamás.

El Gobierno de Israel, que no se ha anunciado oficialmente, acogió con cierto optimismo la iniciativa de Domingo. “Hay cosas que no podemos aceptar, pero la propuesta puede ser un punto de partida para conversaciones”, sostiene la revista Ma’ariv citando fuentes del Ejecutivo. el Israel HayomEl ministro, considerado uno de los medios más buscados por Netanyahu, reflexionó sobre la «satisfacción» de haber abierto desde Egipto otro espacio de negociación además del que lideraba Qatar y que Dios ya estaba al frente de la tregua. Oye, Netanyahu ha vuelto al tono duro del «no detendrá», pero, en realidad, se trata de una fuerte presión de los familiares de los Rehenes, que ya piden un nuevo intercambio, ese para el que Hamás tiene base antes. las negociaciones hipotecarias.

A esta hora se esperaba que se reunieran frente al Consejo de Seguridad Nacional con 129 guardias de seguridad, los mismos que habían sido incautados en la alguacilía, al menos hasta este domingo, cuando el ejército confirmó el ataque en un túnel en el norte de Gaza los cadáveres de cinco de estos riñones. El foco debe estar en un mensaje desalentador para Netanyahu y sus ministros: “Mírenos a los ojos”. Horas antes, interrumpió el discurso del primer ministro en el Parlamento durante una sesión especial dedicada a los secuestros. “¡No queda tiempo, ahora!”, gritaron. “¿Qué pasó con tu hermano o tu padre?”. Netanyahu le prometió que el ejército buscará «detrás de cada piedra para retirarlas del camino», pero en realidad, hasta ahora, los soldados sólo han tenido que recuperar una. El líder de la oposición, Yair Lapid, afirmó que su lado priorizaba la liberación de las víctimas de la victoria de la guerra.

Metas inconclusas

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Las súplicas de Netanyahu de reanudar la guerra ya se han cumplido hoy. Bombarderos israelíes atacaron el campo de refugiados de Maghazi, en el centro de Franja, apenas dos días después de que el ejército atacara a los residentes de esa zona que se trasladaron hacia el sur. El incendio del avión se cobró la vida de 106 personas, según funcionarios de salud palestinos, muchos de ellos mujeres y niños, en lo que constituye uno de los episodios más sangrientos de la guerra. Maghazi es uno de los campos más pequeños y densamente poblados. Más de 33.000 personas viven en sólo 0,6 kilómetros cuadrados, según la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA). También se produjeron enfrentamientos en las proximidades de Al Bureij y Nuseirat. En Jan Yunis, en el sur, otras 23 personas murieron en otro ataque aéreo.

Un hombre decidido a sacrificar el cuerpo de un familiar entre los escombros durante el bombardeo del campo de Maghazi. STRINGER (REUTERS)

Matar a Yayha Sinwar, el líder de Hamás en Gaza, y su comandante militar, Mohamed Deif, son otros de los objetivos no alcanzados por Israel en los dos meses y medio que ya lleva la guerra. El primero de ellos dio a Domingo su primer mensaje público nada más comenzar la guerra, refiriéndose a ella como «una batalla feroz, violenta y sin precedentes» contra Israel. “Las Brigadas Al Qasam [el brazo armado de la organización] destruirán el ejercicio de la ocupación”, afirmó Sinwar, quien aseguró que las tropas israelíes “están sufriendo grandes pérdidas en vidas y equipos”. Unos 5.000 soldados israelíes fueron atacados, «un tercio de ellos murieron, otro tercio resultó gravemente herido y el último quedó permanentemente incapacitado», según el alto responsable de Hamás. Israel reconoció sólo 156 fallos en su ejército tras repeler las hostilidades en medio de los ataques de Hamás del 7 de octubre, en los que murieron 1.200 personas y se apoderaron de 240 fuerons.

En el nivel diplomático, Israel también ha intensificado su tono contra las Naciones Unidas al hacer una petición la semana pasada. El ministro de Asuntos Exteriores, Eli Cohen, aseguró en X (antes Twitter) que su ministro rechazará ampliar las visas del organismo internacional planta y denegará a futuros empleados. “No nos quedaremos callados ante la hipocresía de la ONU”, afirma en su cuenta personal. «Su conducta es una vergüenza para la organización y la comunidad internacional». La publicación acusa a su secretario general, António Guterres, de “crímenes de guerra legítimos y crímenes contra la humanidad” de Hamás; a la Alta Comisión de Derechos Humanos de “divulgar libelos de sangre sin fundamento”, y a ONU Mujeres de “ignorar los actos de violación comtidos contra mujeres israelíes”, durante los atentados del 7 de octubre.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Oferta especial por tiempo limitado.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.